La cama doctrinal

el dolor acontece

como miles de pulgosos demonios

de algodón

que mordisquean todo su cuerpo

los sonidos reptan en su boca

la inapetencia voraz

que deglute

deglute

deglute

una garrapata titánica muerde

tenazmente su espalda

y las sábanas se alzan

todas

como fantasmas

todas

corporeidad abstracta

abigarrada de dolor

que repta

también

por el pantano de dos plazas

ahuecadas en el centro

atrayente

como una rejilla

su vigilia está herida

de muerte

pero resiste

desangrándose en alucinaciones tenues

en sueños insuficientes

en pesadillas incompletas

el perímetro casi cuadrado

es un territorio infranqueable

invade todo

deglute

sorbe

fetal y larva

crisálida de poliéster

ojos nuevos y cansados

la lluvia

en un cielo celeste

una ventana se abre

la luz es insoportable a la vista

las cortinas se despliegan

como los párpados avejentados

de un monstruo eterno y moribundo

que se obstina en pensar

que la realidad es

rigurosamente

subjetiva

Anuncios

2 Respuestas a “La cama doctrinal

    • El demonio que me atormentó esta vez fue el Reader de WordPress. No me estaba dando cuenta de que se estaban publicando los poemas con todos los versos de corrido, en la misma línea. Le tuve que dar Enter a todos los versos. No me gusta cómo queda para leerse, pero probé mil cosas y es lo único que resultó. Gracias por estar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s